Ultimas rese?as

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Escucharás mi corazón, de Alessio Puleo

¡Hola a todos! A pesar que tendría que tengo bastante sueño porque llevo madrugando casi todos los días de la semana, no quiero dejar pasar mucho tiempo antes de hacer esta reseña. Es algo que me va a costar mucho, porque tiene un tema con el que tengo dificultades para ser objetiva, ya que forma parte de mi historia en cierta forma. Igualmente, indistintamente de mi desacuerdo con las formas del autor para presentar un tema tan importante para todos, déjenme animarlos a que donen sus órganos: donde sea que vayamos después de la muerte, les prometo que no los necesitamos. Pero hay alguien que sí, y que necesita de nuestra solidaridad. 

Título: Escucharás mi corazón (Il mio cuore ti appartiene #1)
Autor: Alessio Puleo
Año de Publicación: 2012
Páginas: 320
Editorial: Del Nuevo Extremo
ISBN: 978-987-609-649-2
Sinopsis:  Una historia de amor de enorme valentía
Ella, hermosa y divertida, está descubriendo todo sobre la vida.
Él, un príncipe diferente, desenfadado y generoso, es capaz de amar como nadie lo ha hecho jamás y luchar por ese amor contra lo imposible.
La salud de Ylenia es frágil. Tiene 18 años y padece una grave enfermedad del corazón. Su familia decide trasladarse a Italia, para que tenga más posibilidades de hallar un donante.
La vida de Ale, un chico italiano de la misma edad que Ylenia, está marcada por las peleas con su padre, las malas notas en el colegio y las salidas locas con los amigos.
Se conocen, se enamoran y sus vidas cambian para siempre: Ylenia descubre las ganas de vivir, Ale un motivo para hacerlo.
“La novela más romántica y emotiva de los últimos años, involucra al lector del principio al fin.”
Federico Moccia.
¡Muchas gracias a Del Nuevo Extremo por el ejemplar!

Opinión Personal

Mi familia, como tantas otras, pasó un tiempo importante esperando un órgano que llegara a "salvarnos". No importa cuanto tiempo, ya que, créanme, la percepción que uno tiene cuando un familiar está enfermo es diferente: un segundo parece una hora, y un día un mes. Uno ve como la arena va cayendo sin detenerse ni titubear por el reloj, sabe que cada grano es un número menos en la cuenta regresiva. Para mi familia, el órgano nunca llegó. Cuento eso porque creo que es importante que sepan que tan metida estoy en el tema, que tanto significa para mi la donación de órganos y tejidos, y porque no puedo ser objetiva con esta obra, porque no puedo permitir que se comentan tamaños errores, donde no se muestra ni la verdadera gravedad del asunto y en cierta forma se le falta el respeto. Así que sí, por mi papá y por tantos otros que perecieron esperando un órgano voy a decir lo que pienso, porque importa. 
El autor tiene un estilo particular... Destila su nacionalidad por los poros: tiene el romance y la picardía de los italianos, la forma de adornar todo con pompa, aunque a veces pueda irse por las ramas y ahondar poco en detalles de la historia que son realmente importantes. Creo que uno de sus perjuicios fue no haberse documentado más sobre lo que la donación de órganos verdaderamente implica. Entiendo que su intención fue apuntar más hacia lo sentimental (aunque ya hablaré de eso), pero no puede tratar un tema tan serio con tanto desparpajo, sobre todo en los eventos de los últimos capítulos. Como futura médica puedo sentarme con un café y empezar a reírme de tantos errores procedimentales que tiene esos últimos momentos. En serio... Ronda la ridiculez, y en vez de ser poético o romántico o lo que quieran llamarle, sólo muestra como las pulsiones de Tánatos ganaron le ganaron al Eros, que es donde realmente está el amor (para quienes suene confuso: Tánatos = muerte y Eros = vida). 
La historia es de a momentos algo traída de los pelos, aunque no puedo negar que hubo escenas que realmente me gustaron y que disfruté. Una, cercana a las últimas páginas, me pareció sumamente dulce y preciosa, y creo que sólamente por esos momentos donde el libro me robó una sonrisa o un awww, o el hecho de que realmente logro emocionarme, a pesar de su falta de cosas elementales, es que el libro podría calificarse como que "me gustó". Así, entre comillas, por momentos robados. Pero por otro lado, no puedo evitar mencionar el "instalove" que surge entre los protagonistas, alguna que otra trama innecesaria incluida en el medio que no creo que sumaran mucho (al menos con el final que termino sucediendo), y, por sobre todas las cosas, es imposible que deje de remarcar que el tema de donación de órganos estuvo tratado de una manera entre poco ética y completamente irreal. Y eso me molesta. Me molesta mucho, porque una historia similar pudo haberse aprovechado de una forma mucho mejor para poder realmente mandar un mensaje a el público joven que va a leerla. Para demostrarles la importancia de la donación. El autor pudo haber tenido un producto tan buen como los de John Green, y sin embargo... Su remate fue terrible. 
El final, este final, es increíblemente retorcido. Tánatos se hizo un festín con una cosa ilógica, que sólo sirve para remarcar la ausencia de en toda la novela de hablar de histocompatibilidad, cosa que puede resultar muy técnica, pero que es realmente importante que se nombre y se explique, porque sino queda como que esto es una carnicería. Suena fuerte lo que digo, y soy consciente de eso, porque soy a quien más le pesan mis palabras, porque me hubiera encantado encontrarme con otra cosa. Creo que es un libro y una historia que, a rasgos generales, y cambiándole el como termina, tenían mucho potencial, pero que las enormes inconsistencias de la historia, como el hecho de que Ylenia no demostrara casi síntomas pero estuviera moribunda (y que el médico y su padre se olvidaran por completo del derecho de autonomía del paciente), deslucieron por completo. Una pena, porque creo verdaderamente, por esos pequeños flashes que dejo traslucir en el relato, que el autor puede escribir obras que estoy seguro me gustarían mucho. Siempre digo: no hay libros malos ni buenos, sino libros para cada persona. Permítanme afirmarles: este libro no era para mi. 

Frases Preferidas

  • Muchas historias terminarían de otra manera si las personas contaran menos mentiras, pero no podemos evitarlo; si las cosas son de esa manera es porque seguramente hay alguna razón de que sean así.
  • Quién sabe. Demasiados quién sabe en la vida. Si solo se pudiera elegir. Pero no se puede. Solo se puede confiar. Confiar y esperar, confiar y rezar. 

Recomendado

Si te gustó Alguien allá arriba te odia, de Hollis Seamon


6 comentarios:

  1. Hola!!!! Uuffff menudo fiasco el que te llevaste con la historia, de verdad, que pena!!! Y me imagino tu impotencia al ver que se toca un tema tan delicado tan ligeramente...
    Yo te agradezco por haber sido tan sincera con tu reseña!! Prefiero pasar de leerlo por el momento
    Un besazo gigante

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Luz! La verdad que la primera vez que leí Escucharás mi corazón, me gustó pero las cosas negativas pesaban más que las buenas. Luego de leer tu reseña, reconozco que me dejé influir mucho por la historia en sí y no vi cosas como que no muestran la realidad de la donación de órganos, algo en lo que te doy la completa razón.
    Lamento mucho tu situación familiar en ese momento, supongo que por eso y muchas cosas más pudiste ver la novela desde otro punto.
    En fin, me alegro que hayas podido disfrutar esos pequeños momentos de risa y diversión que Escucharás mi corazón contiene, y espero que tu próxima lectura sea mejor, jajaja, un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola Luz! Tuve la oportunidad de leer este libro hace como dos años, en italiano, que una amiga de mi mamá me prestó para que leyera. Sinceramente, concuerdo con vos. Por más de que suela disfrutar de muchas historias con la típica pluma de los italianos, el autor trató bastante por encima el tema más técnico y delicado de toda la novela, como lo es la donación de órganos. Antes de escribir sobre cualquier tema relacionado con la salud o la medicina (o sobre cualquier tema del que no se sepa en realidad) hay que informarse, leer, preguntar a profesionales e investigar para que la historia sea lo más creíble posible.
    Estoy totalmente de acuerdo en que este libro puede llegar a gustar a mucha gente (el autor me sigue en twitter y constantemente veo sus retweets de gente muy contenta con la obra) pero, sinceramente, este libro no fue para mi por los mismos motivos que vos, aunque no esté tan metida en el tema y no tenga esa conexión con el tema como lo tuviste (y tenés).
    Gracias por la reseña y también por compartir tu opinión, me dejó conocerte un poquito más y me alegra haberte leído una vez más :)
    Un abrazo gigante!

    ResponderEliminar
  4. Hola, Luz! Como estas?
    Me encantó como introduciste la reseña y como la cerraste, son frases que me guardo para pensar un poco, gracias por escribirlas- y compartirlas-...
    Hace un tiempo estoy tratando de convencer a mi abuela de donar los organos y los huesos a las universidades de medicina y a otras personas que los necesiten... Hace poco casi la convencí y algunos parientes se olvidan del libre albedrío de ella, le dicen que no lo puede hacer y medio me sermonean a mi, anda a saber.. pero me chupa un carajo lo que piensen y me importa lo que mi abuela decida hacer finalmente
    Que feo que te haya decepcionado!! Odio cuando pasa eso!
    Nos estamos leyendo!

    ResponderEliminar
  5. Hola Luz, claramente es un tema muy cercano y más si estas estudiando medicina que conoces los pormenores. Algo que dejas traslucir en tu reseña, que vengo pensando desde hace tiempo, es que ya no se toman la molestia los correctores literarios de investigar sobre el tema que se trata en la novela para corregir errores como los que vos remarcas. Hay autores que se esmeran y estudian, ahora no recuerdo el nombre pero habia leído sobre uno que durante bastante tiempo se puso a estudiar Biología para saber explicar con presicion lo que sucedia en su novela, pero hay otros que investigan lo mínimo y se lanzan a escribir.
    Existen obras y obras, y hay algunas que necesariamente ser leidas a consciencia antes de ser editadas.
    Es un tema en el cual me podría explayar mejor pero me vas a odia jeje xD

    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  6. Hola, Lulu: Lo leí, y también saque conclusiones similares sin haber pasado por la espera de un órgano para un ser querido. Estudio derecho, y sé que lo que ha hecho el padre esta penado por la ley. También note que toca temas por arriba, sin adentrarse, como si fuera un fan fic de un principiante temeroso a escribir algo más real y tangible.
    En mi caso particular,publique la ley de donación de órganos y tejidos argentina, por que sé que el autor no hablo del procedimiento. Y por que sentí el deber de que el que pase por mi reseña se entere. Pero asi como toco mal el tema de la donación, lo hiso con el acceso de menores a la prostitución y a la venta ilegal de órganos por el mercado negro. Para mi que quiso cancherear con esos temas y la cancha le quedo grande.
    Lamento que hayas paso por la espera de un órgano, yo no vivo eso, en mi caso, el cáncer es el que me hace saber un poco de medicina, y mi madre que es enfermera.
    Espero que pasas un muy buen sábado y un genial fin de semana. ¡Abrazos! n.n

    ResponderEliminar