Ultimas rese?as

sábado, 22 de julio de 2017

Imperfectos, de Cecelia Ahern

¡Hola a todos! Les traigo una nueva reseña de un pendiente que moría por leer ya que es un género que no es el habitual de la autora, y que desde el momento que lo empecé me pareció bastante interesante su premisa y el debate moral que acarreaba, aunque fuera solapadamente, además de la diversidad de temas que trata. Pero no nos adelantemos, primero, los datos del libro. 

Título: Imperfectos (Imperfectos #1)
Autor: Cecelia Ahern
Año de Publicación: 2016
Páginas: 392
Editorial: Ediciones B (bajo el sello B de blok)
ISBN: 978-84-16712-09-0
Sinopsis: Celestine North tiene una vida ideal. Es la hija y hermana perfecta; es apreciada por sus compañeros de clase y sus profesores; y es novia del encantador Art Crevan.
Cuando Celestine se enfrenta a una situación que la obliga a tomar una decisión impulsiva, rompe una de las reglas del Tribunal y se enfrenta a unas consecuencias que podrían dar un giro total a su vida. Podría acabar en prisión. Podrían marcarla. Podrían descubrir que es imperfecta.
En esta espectacular novela, Cecelia Ahern, autora superventas de Posdata: te quiero, presenta una sociedad en la que la perfección es el ideal y los errores reciben terribles castigos. Y en la que una joven decide confrontar lo establecido y se arriesga así a perderlo todo.
¡Muchas gracias a Ediciones B por el ejemplar!

Opinión personal

Desde el momento en que supe de la existencia de este libro, mi inconsciente lo asoció con Perfección de Scott Westerfield, que, si bien no leí, también trata de una distopía, con el énfasis en la perfección física. No sé porque los asocié, y tenía miedo de encontrarme algo demasiado similar en premisas en este libro. Sin embargo, cuando lo empecé al fin, quedé gratamente sorprendida. 
Cecelia Ahern nos sorprende en esta incursión en el género distópico, con una historia que, a pesar de tener cosas en común con otras distopias, resalta por la impronta moral que no dista demasiado de los temas de actualidad. La constante discusión entre los límites de lo "correcto" y lo "incorrecto" me resultó interesante, porque, en términos éticos, la línea que lo separa es, fue y será siempre muy delgada. Como reza el viejo dicho: nada es verdad, nada es mentira, todo depende del cristal con que se mira; y la ética no escapa a esta premisa, como bien podemos observar en esta novela donde se menciona la eutanasia, la sinceridad, la corrupción, los errores; todos siendo señalados como si su mera existencia borrara a su vez la existencia de las virtudes en la persona. Este contrapuesto que se mantiene y se amplía a lo largo de la novela es lo que la hace destacar del resto, por lo menos en mi opinión. El constante debate entre lo bueno y lo malo y donde se sitúa la linea, mezclado con segregación social, convergiendo en una realidad que no parece muy lejana a la nuestra, es sumamente atractivo, y si además esta narrado por una autora que con esta obra muestra su versatilidad y su talento, aún más. 
Además de toda esa profundidad, la historia también tiene muchas emociones y sucesos inesperados (excepto uno que es previsible para mi al menos y que cuando lea la siguiente parte y vea que tenía razón voy a gritarlo a los cuatro vientos con las barritas de spoiler para que no lo vean). Si bien al principio parece un poco lento el relato, cuando parece que nada avanza, llega un punto donde se pone sumamente atrapante y es casi imposible soltar el libro. Tiene momentos de mucha crudeza, que lo hacen entrar a uno también en ese juego de hasta donde es el bien y desde donde es el mal, aún con un sistema de reglas que es un poco diferente al nuestro. De todas maneras, en tiempos de actualidad, son las mismas preguntas que tenemos, sólo que los límites que nosotros ponemos están en otro lado, y quizás no nos dividimos en perfectos o imperfectos, sino por las remeras de nuestro equipo de fútbol o por nuestro partido político. Como decía la abuela, de política, fútbol y religión no se habla en la mesa. En este caso, no se habla de los imperfectos ni las imperfecciones, porque el límite entre hablar de algo y pensarlo y serlo es bastante movedizo: así como decir que uno no está de acuerdo con algo de la iglesia te puede convertir en el embajador demoníaco en tu familia, decir o cuestionar algo relacionado del sistema de imperfectos te trasforma en uno. O en un simpatizante, lo que vendría a ser peor, porque aparentemente es un crimen. 
Ya sé que debo sonar insistente con el tema moral, pero es que, en definitiva, eso es lo más importante de la historia que va a guiar a Celestine North, una joven en apariencia perfecta que parece tenerlo todo, aunque como todo sistema donde uno se autotitula mejor que otro, pronto descubrirá que está parada en un castillo de arena. Me gustó su forma de ver las cosas, aunque lamente profundamente que no sea un poco más avispada, en parte para no ver las grietas en el sistema antes y en parte porque sigo sin entender como no se dio cuenta de que la respuesta a sus problemas está al perfecto alcance de su mano. No puedo menos que exasperarme al ver que no se da cuenta de la respuesta obvia aunque le dance en la cara una y otra y otra vez. Por otro lado, uno de los personajes más interesantes sin duda es el Juez Crevan, el suegro de Celestine y miembro del jurado que decide donde está la línea entre lo moralmente correcto e incorrecto. Todo el mundo le teme, su hijo incluido, pero a excepción de Celestine, cuyo instinto de conservación evidentemente no es muy bueno, ya que ve en él a un amigo, a alguien a quien tenerle cariño, sólo porque conoce parte de su lado humano. Bosco Crevan es un personaje con muchos matices y rostros, que sabe mostrar dependiendo de que tanto lo beneficie. En cuanto a su hijo, Art, me hubiera gustado ver más de él, ya que lo único que tengo sobre él son dudas. La familia de Celestine tiene muchos matices, y el crecimiento que tiene a lo largo de la historia, sobre todo la madre, es increíble. Carrick es un personaje sobre el que no hablaré demasiado pero si voy a decir que espero ver mucho más de él en la siguiente parte. Por último, el abuelo de Celestine, es un personaje que siento que va a darme mas sorpresas. Me gusta que tenga siempre los pies en el suelo, a diferencia de otros, y que para él las marcas de imperfectos no signifiquen demasiado. Como si viera más allá de todo. 
El final dejó muchas expectativas y estoy ansiosa por leer Perfectos. Sobre todo para saber si tengo razón, pero además para ver que sucede con este mundo que aunque no sea real, lo parece demasiado, ya que sus personajes son simples humanos cuestionándose a si mismos y entre sí como lo hace la humanidad desde el inicio de sus tiempos. Espero la autora no abandone el género después de la bilogía, porque siento que tiene mucho más que dar. 

Frases preferidas


Cuando ves algo, ese algo no puede ser invisible. Cuando oyes un sonido, este nunca puede ser inaudible. 
He aprendido que ser valiente es sentir miedo por dentro a cada paso, a cada instante. El valor no se rinde, pelea y lucha con cada palabra que pronuncias y cada paso que das. Es una batalla o una danza que te penetra Se necesita valor para vencer, pero se necesita un miedo extremo para ser valiente.

Recomendado

Si te gustó Rebelión, acá encontrarás a otra autora romántica demostrando que es mucho más que eso. 

2 comentarios:

  1. Hola! Yo tambien al leer la sinopsis de este libro la asocie de inmediato con la de Scott, y no me he animado mucho a leerlo, porque yo la otra saga si la lei y como que no quiero chocar con dos historias parecidas. Pero por lo que tu cuentas, creo que podría disfrutarlo y encontrarme algo diferente. Aun no me termine de animar, pero no lo descarto porque se ve muy interesante.

    Saludos ♥

    ResponderEliminar
  2. Holaaa. Empecé este libro un tiempito después de que me llegó pero.. me aburrió. Me estaba pareciendo igual que otras distopías estilo Delirium o Rebelión y no lograba engancharme. Así que lo dejé en stand by. Ahora que sale el segundo quiero darle otra chance para ver si me termina de convencer más.
    Pero creo que el problema es que ya no me enganchan mucho las distopías de este estilo (?
    Me dio curiosidad lo que adivinaste. Yo suelo hacer muchas teorías así que puede ser que me ocurra lo mismo :P jajaja
    Beso

    ResponderEliminar