Ultimas rese?as

viernes, 4 de agosto de 2017

El gato que venía del cielo, de Takashi Hiraide

¡Hola a todos! Luego de mucho pensar como poner en palabras esta reseña, voy a intentarlo. Es de un libro muy muy lindo, que llegó a mis manos por casualidad y agradezco muchísimo a la persona que me lo regaló y nada, te adoro ♥. Me hiciste un regalo que fue como ese gato: una especie de regalo del destino.

Título: El gato que venía del cielo
Autor: Takashi Hiraide
Año de Publicación: 2001
Páginas: 160
Editorial: Alfaguara
ISBN: 978-987-738-031-6
Sinopsis: Una casa y un jardín tocados con la gracia de una belleza de otro tiempo. Una pareja que se refugia en su nueva vida lejos de la agitación de Tokio. Un gato enigmático que entra de improviso en su cocina y decide adoptarlos como dueños, convirtiéndose en el centro de una intriga sutil.







Opinión personal

Créanme cuando les digo que considero un trabajo sumamente arduo poder poner en palabras mis sentimientos o pareceres con respecto a este libro. Siento que no puedo transmitir por completo todo, que solo va a ser sesgado a una parte, solo a la superficie, porque hay cosas para las que sinceramente no existen palabras, y algunas de las sensaciones que me dio este libro entran en esa categoría. 
No estoy acostumbrada a leer obras de autores japoneses, y creo no equivocarme al decir que es la primera vez que leo una. Me resultó extraña, en un principio, la narración rebosante de descripciones. Más de una vez me vi obligada a releer un fragmento, para comprender que era lo que estaba viendo a través de las palabras, lo que se complicaba a veces frente a la presencia de palabras sin equivalente en nuestro idioma, que estaban explicadas en una nota del traductor. Miento si digo que en un momento no me embarullé. Sin embargo, la belleza de esas descripciones y del relato pronto me rodearon. Tiene un carácter anecdótico, ya que, en definitiva, se trata de una historia vivida por el propio autor, y creo que en eso es donde está el secreto de la transmisión de sensaciones, algunas conocidas por todos aquellos a quienes un gato se nos cruzó en la vida y nos la cambió, y otras desconocidas, propias de esta situación, en especial todas aquellas referidas al amor que le tomó al hermoso jardín de la casa en la que vivían.
La historia no es muy larga, aunque no por eso deja de ser profunda. Es una historia de esas que escuchamos muchas veces: un gato que se autoinvita a la casa de quienes no son precisamente sus dueños reales, pero a quienes adopta y también trata un poco como si lo fueran. Tiene cierta ternura como la confianza crece entre ambas partes, y como también en aquellos a quienes los gatos nunca le causaron demasiado interés, va creciendo esa fascinación por ver que hacen, como lo hacen, jugar con ellos, ganarse su confianza, aunque solo sea para que acepte que le rasques entre las orejas. Es increíble que un animalito tan pequeño sea capaz de provocar tan grandes cambios en los humanos, que vivimos vidas aceleradas y muy pocas veces nos detenemos a mirar lo que sucede a nuestro alrededor...
Dado que es un relato anecdótico, no hay grandes descripciones de los personajes, excepto de uno: Chibi. Chibi es un gato algo travieso (como todos los gatos), que encontró en la casa de sus vecinos un lugar tranquilo, donde se siente cómodo. Se roba cada momento en que aparece, tanto para el lector como para quien escribió el libro, a quien le generó sensaciones que atravesaron las páginas y medio mundo para llegar hasta mí. Sin embargo, también me he formado opiniones sobre otras personas mencionadas, y creo que a quien menos quiero y voy a tratar de no dar spoilers, es a la vecina, a quien, en definitiva, pertenece Chibi. Creo que no entendió lo que es tener un gato, y me da un poco de pena por ella. Ojalá el tiempo la haya cambiado.
El final tiene una carga emocional muy grande, que me hizo adorar al autor y su esposa. Siento que son dos personas muy especiales, del tipo del que hacen falta más en el mundo. Ojalá su vida haya ido tan bien como esperaban, y que con el correr de los años muchos gatos hayan tomado lugar en su corazón. Y espero que muchas personas le den lugar a su historia y se dejen abrigar un poco el corazón por Chibi, el gato del libro, y algún día por uno propio. Nota: Motoneta será fuertemente abrazado una vez finalizada esta reseña, aún en contra de su voluntad.

Frases preferidas

  • Me embargó la profunda calma de aquel lugar, experimenté una poderosa paz, como si una mano familiar me acariciase el pecho a la altura del corazón. 
  • Para mi Chibi es un amigo que me comprende, un amigo con apariencia de gato.

Recomendado 

Si te gustó Un gato callejero llamado Bob o La razón de estar contigo.

10 comentarios:

  1. Hola, Luz! Me convenciste! Me voy a autorregalar este libro para mi cumple. Desde que adopté a mi gata, que pertenecía a una vecina mía, pero que decidió quedarse a vivir en mi casa de forma permanente y ahora está todo el tiempo encima mío (para más datos, mientras escribo este comentario, está durmiendo arriba mío) me volví loca por los gatos y empecé a comprar libros relacionados con ellos. Ya tengo un libro de arteterapia, Pinta tus propios diseños de gatos, y esta semana me compré Gatos ilustres de Doris Lessing. El libro de Bob me lo gané en una maratón de lectura y estoy esperando que me llegue :) Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Hi dear,
    i'm a new follower on your nice blog, can you follow mine on my blog?
    https://amoriemeraviglie.blogspot.it/
    xoxo

    ResponderEliminar
  3. Hola Lulu!
    por lo general no me gustan los libros que tratan sobre animales (no sé, no me terminan de llamar) pero desde que rescaté a mi gatita de las garras del mal -unos desgraciados la tiraron en una caja en la plaza- los libros que tratan sobre gatos me matan. A este de seguro le doy una chance en breve.
    ¡besos y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  4. Hola, Luz!
    Ahora que me pongo a pensar, tampoco leí nunca algo de un autor japonés. Será cuestión de investigar y encontrar el título que me lleve a conocer esta literatura.
    A pesar de que me gustó mucho la reseña, y se nota que es un libro entrañable, no creo que vaya a leerlo (pero nunca digas nunca). Creo que si se tratara de un perro, quizás le daría una oportunidad jaja
    Me alegro que disfrutaras la lectura :)
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Luz! Me ha encantado está rseseña sobre este libro, yo nunca he leído un libro de autor japonés, pero me ha animado y voy a comprarmelo el lunes, muchas gracias por la reseña, muchos besos 💋

    ResponderEliminar
  6. Había visto este libro en estanterías por mucho tiempo, no soy una persona de gatos, pero cabe mencionar que el tema que trata es sumamente interesante.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Siempre quise tener un gato y nunca pude porque mi mamá es alérgica. Quizás por eso desde que vi el título del libro (además de que está escrito por un japonés y me gustaría empezar a leer un poco más de lectores asiáticos), me llamó la atención. Espero poder leerlo pronto, si fuera por mí, ya estaría corriendo a la librería a comprarlo. Muchísimas gracias por hacerme conocer este libro~

    ¡Me encantó tu reseña!
    Saludos~

    ResponderEliminar
  8. A mí me encantó! Los escritores japoneses tienen su estilo, más pausado, pero a mí me resulta genial! Buena recomendación para todas las edades

    ResponderEliminar
  9. Hola Luz,
    es ver la palabra gato y ya poner cara de babosa y curiosa. Amo los mininos, y este libro parece re lindo. Nunca antes leí a un autor japonés pero está entre mis pendientes. Parece re bella esta historia y no la conocía así que me la anoto

    beso

    ResponderEliminar
  10. Hola It girl! Sin duda voy a terminar como la loca de los gatos de Los Simpsons, son tan hermosos que no podria resistirme a adoptar 40 mas. Este libro no lo conocia pero me llama la atención leerlo, yo tampoco soy de leer autores Orientales, pero creo que voy a comprarmelo, la ternura pudo conmigo. Grqcias por la reseña sin spoilers 😙. Saludos!

    ResponderEliminar