Ultimas rese?as

sábado, 26 de agosto de 2017

Elisa, la rosa inesperada, de Liliana Bodoc

¡Hola a todos! Terminé este libro anoche, y a pesar que tengo otros en el medio que tengo que reseñar, siento urgencia por hablar de este libro. Siento que tengo muchas palabras y a la vez ninguna, y que, a pesar de todo lo que diga, va a ser muy difícil para mi lograr transmitir por completo lo que siento respecto a esta historia. ¿Intrigados? Sigan leyendo. 

Título: Elisa, la rosa inesperada
Autores: Liliana Bodoc
Año de Publicación: 2017
Páginas: 224
Editorial: Alfaguara
ISBN: 978-987-738-330-0
Sinopsis: Su primera canción de cuna fue una cumbia. Después, cuando Naranja Dulce salió de gira a buscarse un futuro, Elisa -entre la plancha y el rociador- eligió otra música.
Sin grandes anhelos, aceptó una invitación que prometía un paisaje diferente y algunas palabras en inglés. Pero el diablo se interpuso y empujó su destino hacia el norte. Allí, una voz de niña de piedra y el silbido de un viejo la alertaron del peligro.
Elisa siente la amenaza en el cuerpo, y sólo aliviará su pena cuando encuentre sus propias palabras.
¡Muchas gracias a Norma Editorial por el ejemplar! 

Opinión personal

Primero, voy a contarles la historia de un día genial. Bueno, casi genial, porque no existen los días perfectos, pero es como que todo eso se borra cuando uno tiene la chance de conocer gente genial como Liliana Bodoc. Saben que me quejo (y bastante seguido por cierto) de que la mayoría de las presentaciones de libros o de lo que sea se hacen sólo en Buenos Aires. Incluso, antes, para la Feria del Libro de la ciudad solían venir, pero con el tiempo vinieron menos, y, aunque en los últimos años está repuntando un poco, no venía gente muy conocida. Recuerdo ferias sin autores importantes incluso. 
Cuando vi el anuncio de la presentación de este libro en Buenos Aires, pensé que era otra oportunidad en la que me iba a quedar con las ganas. Imaginen mi sorpresa cuando, poco más de una semana después, me enteré que el libro se presentaría en Santa Fe, y no en cualquier lado, sino en mi librería preferida, donde los libros son parte de la familia y así se los trata: como tesoros invaluables. Además, queda a la vuelta de mi casa. No puedo evitar pensar lo gracioso que es que me quejara durante tanto tiempo que las presentaciones son siempre lejos, pero en este caso vino hasta la vuelta de mi casa. A veces, de tanto desear, las cosas pasan. 
Liliana me pareció una de esas personas de las que hay pocas. No puedo evitar ver en ella un poco de todas las docentes de lengua y literatura con las que me he cruzado, un poco de su historia, y, ahora, luego de leerla, un poco de sus libros y de su forma de escribir, que siento que la atraviesa. 
Cuando empecé este libro, si bien presentía que iba a ser especial, no me imaginaba cuanto. Siento que Liliana es una maga de las palabras, que crea con ellas cosas maravillosas. Quedé anonadada al encontrarme con su prosa, desbordante de identidad, que me recuerda a la de Eduardo Galeano, contando historias autóctonas, con un tono bastante real, que parecen traídas por el viento, por un susurro o un pajarito. No puedo evitar recordar sus palabras en la presentación, que en el momento me parecieron quizás extrañas, cuando dijo que la literatura escapaba a los nombres y a las edades, quizás porque lo asocio tanto con este libro, que esperaba encontrar en el algo juvenil y me encontré algo que atraviesa todo. No existe una edad ideal para leer este libro: es una rosa inesperada que nos llega cuando nos llega y queda en nosotros saber apreciarla. 
La historia tiene un gusto especial para mi, ya que transcurre, en parte, en la ciudad en la que vivo, en un barrio pobre como es Villa del Parque, que también se cruza con la historia de mi familia y de personas buenas que vio esta ciudad en tiempos oscuros. No puedo evitar emocionarme cuando mencionan lugares que visito, por los que paso, que son reales para mi, tienen color, olor, forma y no es sólo mi imaginación. Además, se trata de un relato con un poco de gusto a cumbia, humedad y mosquitos, que viaja a uno de los lugares mas preciosos que tiene nuestro país como es Tilcara, repleto de misticismo, una zona tan bombardeada por la pobreza, las injusticias sociales y los turistas, que miran con curiosidad la cultura que tienen como ajena, aunque sea mas propia de esta tierra; la cultura que no pudieron desterrar, que sigue ahí, y que, en vez de tomarla como una molestia, decidieron convertirla en show. 
Ahora nos preguntan si pueden sacar sus fotos. ¿Y qué cambia?
El viaje de Elisa comienza desde un rechazo con múltiples vetas: rechazo a su barrio, a la cumbia; el rechazo que ella recibe a veces por parte de los otros por ser diferente, como si la diferencia la hiciera menos, le bajara la calidad. No se me va la sensación de que es el rechazo el que signa su viaje, y que los diablos aprovechan el terreno fértil que deja esto para meter su cola. En esta travesía, ella se va a encontrar con peligros, sembrados frente a su camino, con dificultad para sortearlos. El realismo de esta historia trata un tema que no solemos encontrar sin inadecuadas dosis de crudeza y morbo, como lo es la trata de personas, algo que, en la zona de frontera, pasa fácil, casi desapercibido, sin interés por la gente que tiene el poder y que vive lejos, como si así le hiciera más fácil hacer la vista gorda. 
Los personajes reflejan casi todos una partecita del viaje de Liliana al construir este libro. Elisa es una joven que resalta por su físico frente al resto de la villa, ya que es rubia y blanca. Rechaza la cumbia, los negros y su origen en la pobreza, y sueña con ser tener un destino distinto. Tiene algo de valentía y una gran fortaleza, que le ayuda, sin duda, a sobrevivir a este viaje. Rufina, su abuela, es quizás quien más la quiere, su madre del corazón, quien aceptó quedarse con ella cuando sus padres se fueron de gira. Me gustó su silencio cuando sentía todo, y su forma de ver las cosas, desde sus ojos cansados, desde su lugar. Por otro lado, en Tilcara, nos encontramos con otro personaje viejo y también sabio, Abel Moreno, se sentado en su silla lo ve todo, mientras parece confundirse con el paisaje. Es uno de mis personajes preferidos, por su forma de observar, por su forma de actuar, con un silbido, como si fuera parte del viento. 
Hay muchos otros personajes sobre los que me gustaría hablar: Miguelito, Beatriz, Irene y Chejuán... El final es algo real, que no puedo definirlo. No es un final feliz, pero tampoco fue todo lo malo que pudo ser, y aunque me gustaría poder explayarme, temo que pueda revelar demás. Sólo diré que me gustó que Elisa encontrara su lugar y compañía en el mundo, que la valorara por quien es, sin juzgarla por su origen. Tengo ganas de pasarme horas (más todavía) hablando de este libro, pero siento que, como en un viaje, deben tomar el envión y conocerlo, transitarlo y explorarlo por ustedes mismos, porque, al igual que en un viaje, una cosa es que te lo cuenten, y otra vivirlo.

Frases preferidas

  • Para la mujer, la vida era un pájaro en la ventana que, en cualquier instante, se largaría a volar. 
  • Un alma, ella sola, no puede sacarse las espinas.
  • Ahora tienen mucho, y hasta parte de los cerros. Cuando me lo dijeron, me tuve que reír: ¿Y les han dicho a los cerros que tienen dueño?
  • Por segunda vez en su vida, pero ahora sin una madre a su lado, tuvo que aprender a respirar. 
  • Porque la intuición se aplasta en las ciudades, y no hay bibliografía que la resucite.

Recomendado 

Si te gustó algún libro de esta lista: Mi planta de naranja lima, Cruzar la noche, Los ojos del perro siberiano, el cuento sobre la Bella y la Bestia de Benito Taibo en Por una rosa, o La llave del águila.

9 comentarios:

  1. Hola Lu; debo decir que este libro me llamó la atención en cuanto lo vi, una publicación en facebook, presentaba el libro en mi ciudad, por desgracia no pude ir y me quedé con las ganas, espero pronto tenerlo en mis manos!
    Y por otro lado, tu reseña es de las mejores que he leído, tenés una forma de expresarte muy bien construida y comprensible!
    Me encantó!
    Y me super alegra que el libro te haya gustado tanto!

    Saludos c:

    ResponderEliminar
  2. Hola It girl, tuve la oportunidad de ver una charla de la autora sobre este libro y me dejo con unas ganas terribles de leer la historia, ojala pueda hacerlo pronto, ademas lo recomendas para los lectores que amaron ''Mi planta naranja-lima'' y ese es uno de mis libros favoritos porque fue unos de las primeras novelas que lei por gusto y me rompio el corazon, muy buena reseña como siempre, saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Me convenciste en cuanto dijiste "si les gusta mi planta de naranja lima" porque ese es mi libro preferido. De la autora no leí nada y una amiga es super fan y me la recomienda por la saga de los confines. Seguro arranque leyendo ese para luego leer este libro.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! La verdad que este libro lo he visto por todos lados pero no me ha llamado la atención. Leí Mi planta de naranja lima y a pesar de que fue un libro que me gustó mucho, a la vez no me atrae leer una historia parecida (como recomendas si te gustó tal este va etc asumo que tiene la misma onda)
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola Luz.
    Que bonita reseña. Me encanta que el libro te transmitiera tanto.
    No he leido nada de la autora pero me encantaria conocerla con este trabajo.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Luz! Justo hoy vi este libro en Yenny, me llamó la atención, pero no me detuve ni siquiera a hojearlo. De Liliana Bodoc leí solamente El espejo africano hace unos años para el colegio, y recuerdo que me gustó mucho. Está bueno cuando un libro transcurre, al menos en parte, en lugar que uno visita en su día a día, te hacen sentir más "adentro de la historia". Me alegro de que te haya gustado, saludos!

    ResponderEliminar
  7. Hola Lu! Me gustaria poder intercambiar ideas con vos porque tengo que hacer un trabajo para el colegio y me interesa saber tu opinion y tu punto de vista del final. Pasame algun contacto. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola yo también tengo que hacer un trabajó para el colegio. Escríbeme!

      Eliminar