Ultimas rese?as

jueves, 11 de enero de 2018

La magia de ser Sofía, de Elísabet Benavent

¡Hola a todos! Último libro del 2017, y ya después empezamos con las reseñas de lecturas del 2018. Esta historia es la primera parte de una bilogía, de la que ya tengo empezada su continuación. Me tiene completamente enamorada todo y creo que volví loca sin querer a Ximena de Un millón de emociones al casi obligarla a leerlo, convirtiéndome así en la "rompebolas que no deja dormir".

Título: La magia de ser Sofía (Sofía #1)
Autora: Elísabet Benavent
Año de Publicación: 2017
Páginas: 528
Editorial: Suma
ISBN: 978-987-739-088-9
Sinopsis: Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.
Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café...
...o tal vez por el destino.
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.
¡Muchas gracias a Penguin Random House por el ejemplar! 

Opinión personal

Había escuchado mucho hablar acerca de esta autora y de lo maravillosos que son sus libros, y, siendo sincera, me mantenía un poco escéptica al principio. Sin embargo, soy partidaria del no juzgar sin probar, y me animé a solicitar un ejemplar de este libro. Cuando lo empecé... Bueno, digamos que no esperaba pasarme el tiempo que no leía pensando en el libro y queriendo volver a leerlo, a sumergirme entre sus páginas, sonreír con lo que pasaba entre Sofía y Hector, llorar un poco también; a pesar de intuir como terminaría, dado el hecho que tiene segunda parte. 
El estilo de la autora me gustó. Al principio me chocó un poco, porque parece algo caótico, mucho más descontracturado de lo que acostumbro, y fue un pequeño shock. Sin embargo, no tardé en encontrarle el sentido al caos, y de comenzar a disfrutarlo, hasta terminar... enamorándome de todo. Con frases sumamente memorables, Elísabet Benavent nos trae una novela preciosa, de esas que sanan por un rato, a la vez que nos rompen un poquito el corazón. A pesar de ser un libro de más de 500 páginas, se lee velozmente, en parte porque uno quiere saber que sucede con estos personajes tan queribles, y en parte porque ese estilo que al principio me dejó algo confundida termina siento tan suave como tomar agua un día de verano de estos en que tenemos 80 grados de sensación térmica y que si tiras un huevo a la calle se cocina en dos minutos. Es algo que alivia, como si estuviéramos hablando entre amigos, compartiendo penurias y sintiéndonos un poco menos solos frente a la tristeza colectiva.
La historia alterna los puntos de vista de los dos protagonistas, aunque la que narra la mayoría es Sofía. Me gustó que se tratasen temas un poco no tan convencionales en las novelas románticas, sobre todo porque son sobre decisiones y elecciones de vida que hace 30 años no hubieran sido considerado muy normales y hubieran tenido cierta condena por parte de la sociedad (que también se ve reflejada un poco en esta novela, en especial en todo lo que rodea a la madre de Sofía). Es, a la vez, muy crudo para hablar del dolor del desamor, propio y ajeno. Es tan... real, aún cuando probablemente no haya un Héctor para cada una, pero no deja de mostrar situaciones cuya moralidad es tan ambigua y que normalmente juzgamos muy a la ligera, como la infidelidad, por ejemplo. Y ojo, nunca se busca justificarlo, solo se muestra que a veces... A veces pasa, porque somos humanos, seres imperfectos. Seres reales. 
Entre estos seres imperfectos, está Hector, quien comienza narrando, que es un treintañero que está siguiendo al pie de la letra el plan de como debemos vivir, a pesar de no estar muy convencido de que eso es lo que quiere. Y ahí es cuando cruza las puertas del Alejandría, y conoce a Sofía, para darse cuenta que no todo es seguir un plan y sumar ingredientes para completar la receta. En cuanto a Sofía, es una chica que está por llegar a los 30, que es feliz dentro de su mundo: ama su trabajo, no cree en el amor ni en la necesidad de tener pareja para tener hijos y seguir los pasos del plan con que su mamá tanto la tortura, achacando la culpa de que no esté avanzando a sus curvas. Y conoce a Héctor, y también comienza a sentir que no todo es como uno espera. 
Hay muchos otros personajes que me gustaron, como Oliver, el mejor amigo de Sofía, un mujeriego que de golpe pierde el rumbo, Abel, un compañero de trabajo, que tiene agudas observaciones que me hacen reír mucho, Mamen, la madrastra y amiga de Sofía, pero creo que el "personaje" más importante que me queda nombrar es el Alejandría. Si, ya sé que es un café, pero tiene alma y vida propia, son todos como familia, pueden hablar y discutir, tanto clientes como empleados, y se cuidan entre ellos. Es un lugar lleno de magia, donde abunda el olor a café y cosas ricas, pero también la risa, la música y el cariño entre quienes lo pueblan. 
El final es un poco quizás predecible porque hay una segunda parte, pero no por eso menos sentido. Lloré mucho y a la vez me abracé al libro, porque aún cuando uno pasa un mal rato, tiene que ser capaz de reconocer que cosas nos hicieron felices y en este libro hay muchas. Es un libro hermoso, que de seguro me llevará a leer más de la autora. 

Frases preferidas

  • Y hay algunas heridas que no dejamos sanar porque nos sentimos responsables de ellas.
  • Aunque yo no quería ni sapos ni príncipes. Yo solo quería la magia que era capaz de hacerlos posibles.

Recomendado 

Si te gustan los libros de Susan Elizabeth Philips o La chica de Summer Hill.

4 comentarios:

  1. Personalmente no soy de las novelas románticas pero me alegra ver que las historias se van volviendo más profundas con el tiempo y que los autores se están hablando de temas menos "clichés" y más "reales", no sé si se entiende jajaj
    Espero algún día darme con la valentía de leer algo romántico y quizás abrir un poco mis horizontes.
    Nos leemos ♥

    ResponderEliminar
  2. Hola! Todavía no leí nada de esta autora, pero cada vez veo más gente que reseña los libros de Elísabet Benavent y parecen ser muy buenos. Me gustaría leer algo de ella en el futuro.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Luu! Me alegra que ta haya gustado tanto. La verdad es que no paro de leer cosas positivas tanto acerca de esta bilogía como de la autora en sí, pero por algún motivo no me termina de convencer, igualmente no descarto leerlo más adelante. Muchísimas gracias por la reseña♡. ¡Nos leemos, un beso!

    Romi | Serendipia

    ResponderEliminar
  4. Vine a copiar tu link para mencionar en mi reseña lo muy agradecida que estoy de que me hayas vuelto loca para que lo lea y me encuentro con tu mención ahí arriba.
    Nada, te quiero ♥

    ResponderEliminar